114710

TOR lleva muchos meses en boca de los usuarios que pueblan la red de redes. Desde que Edward Snowden publicó algunos documentos en los que afirmaba que estábamos siendo vigilados por diversas agencias gubernamentales, no han sido pocos los internautas que han estado utilizando la herramienta con el fin de proteger sus comunicaciones. Pero, a la vez, ha habido gente que ha estado intentando vulnerarla. Y parece que recientemente lo han conseguido.

Según han anunciado en su blog oficial, se ha descubierto que alguien ha estado intentando comprometer la red mediante la monitorización de los usuarios que utilizan el servicio. Y dicho ataque, tal y como se ha afirmado, ha tenido un cierto éxito al poder obtener información sobre los internautas que han estado navegando utilizando las “trampas” que se han puesto.

Concretamente, alguien habría colocado servicios trampa con el fin de que, si alguien se conectaba a ellos, podrían obtener la información que pasara por los mismos. De hecho, se ha afirmado que “quienes hayan operado o utilizado servicios ocultos desde el mes de febrero hasta el 04 de julio podrían estar afectados“. En otras palabras, si habéis estado utilizando el servicio durante esas fechas, os recomendamos que tengáis muchísimo cuidado, ya que vuestros datos podrían haber sido comprometidos.

> Disponible una nueva versión

vidalia

Por supuesto, teniendo en cuenta que desde TOR ya saben la existencia del ataque y los métodos que se han usado para monitorizar la actividad de los usuarios, no han dudado un momento en ponerse a trabajar y poner a disposición del público una nueva versión que arregla el desaguisado. No obstante, también han avisado de que, aunque han solucionado el fallo, no pueden garantizar el completo anonimato de los usuarios.

Recordemos que, hace unas semanas, investigadores de la universidad Carnegie Mellon comentaron que sabían una técnica para identificar a cientos de usuarios de la red. Sin embargo, aunque iban a desvelarla, la conferencia gracias a la cual se iban a conocer los detalles nunca tuvo lugar. Por otra parte, recientes documentos informan de que la NSA ha estado guardando direcciones IP y correos electrónicos de muchos de los usuarios del servicio.

Parece que la red TOR no pasa por su mejor momento. Por un lado, la red podría ser vulnerable a nuevos ataques y, aunque se están intentando solucionar los fallos encontrados, muchos internautas ya han sido investigados, e incluso se ha obtenido información sobre ellos. ¿Cual será el siguiente movimiento que tendrán que realizar los propietarios de la red?

Fuente | Routers