Los líderes de las mayores compañías tecnológicas de China apoyaron la intención de Pekín de intensificar el control sobre las redes sociales, y prometieron “frenar la difusión de información dañina” en Internet, informó la agencia Xinhua

Unos 10 altos ejecutivos, entre ellos Charles Chao de Sina y Robin Li deBaidu, participaron en un debate de tres días que terminó el sábado en Pekín auspiciado por la Oficina Estatal de Información en Internet, uno de los reguladores de Internet del país, afirmó Xinhua.

Las compañías y operadores de Internet chinos “alcanzaron un acuerdo común” por el que “velarán conscientemente por la emisión de mensajes positivos en la Red”, indicó el reporte.

“Contendremos con firmeza la difusión de rumores y pornografía en la Red, el fraude en Internet y el esparcimiento de información dañina en Internet”, señaló Xinhua.

> Más inversión en ‘rastreo’

El encuentro fue presidido por Wang Chen, director de la Oficina de Información del Consejo de Estado, el brazo de información y propaganda del Gobierno. El ministro de Industria y Tecnología de la Información,Miao Wei, dijo que las compañías de Internet debían incrementar su inversión en “vigilancia de rastreo”.

A finales de octubre, Pekín prometió fortalecer la gestión de Internet y promover el contenido aceptable para el partido gobernante, según un comunicado de un reciente cónclave de dirigentes del Partido Comunista publicado en el periódico oficial Diario del Pueblo.

El anuncio se suma a una serie de alertas en los medios estatales que han mostrado los nervios de Pekín ante la explosión de ‘microblogs’, denominados ‘weibo’ en chino, y su potencial para traspasar los controles y la censura.

> La cuestión de los ‘microblogs’

China ha criticado repetidas veces los ‘microblogs’ por su irresponsabilidad al extender lo que denominan rumores infundados, pero analistas dicen que es improbable que el Gobierno cierre lo que se ha convertido en una importante válvula para supervisar y relajar las presiones sociales.

El impacto en la industria probablemente será muy débil, puesto que los inversores ya han tenido en cuenta el aumento de la vigilancia oficial sobre las compañías chinas de Internet, afirmaron analistas.

Sina y otros operadores de microblogs ya han desplegado técnicas y ‘software’ para vigilar el contenido, bloquear y eliminar los comentarios que consideren inaceptables, especialmente los que hagan referencia a protestas, escándalos oficiales y líderes del partido.

Fuente