Un virus informático ha infectado la red de ordenadores que controla los aviones no tripulados (drones) de la Fuerza Aérea de Estados Unidos

Según informó la revista Wired citando a tres fuentes anónimas, un virus que registra los movimientos del teclado infectó la red que utilizan los pilotos que controla estos aviones que EE.UU. usa para sobrevolar áreas en conflicto y llevar a cabo operaciones de precisión.

El ‘malware’ ha infectado los ordenadores de la base de Creech, en Nevada, desde dónde se controlan los aviones, habitualmente modelos Predator y Reaper, utilizados en misiones remotas en Afganistán y otras áreas de conflicto.

La revista apuntó que no ha habido difusión de información confidencial de los datos recogidos por los aviones, que han continuado realizando sus misiones sin problema. Se desconoce todavía si el virus forma parte de un ataque organizado o si la infección se produjo accidentalmente.

Según Wired, el virus fue detectado hace dos semanas, y se ha introducido en la base de datos de los ordenadores a través de los discos duros utilizados por los pilotos para transferir información de una posición a otra. Los informáticos de la base de datos están encontrando muchas dificultades para limpiar el sistema.

La Fuerza Aérea tiene bajo su supervisión una flota de 150 Predator y Reaper, con los que vigila diferentes frentes en Irak y Afganistán.

> ¿Una ‘simple molestia’?

El virus informático que afectó a los aviones militares no tripulados (drones) de Estados Unidos en la base de Creech, Nevada, ha sido una “simple molestia” según la Fuerza Aérea de EEUU.

Según la revista Wired, citando fuentes anónimas, hace unas dos semanas un virus informático entró en los sistemas que controlan este tipo de aviones. El ‘malware’ fue detectado en los ordenadores de la base de Creech, según explicó el Comando Especial de las Fuerzas Aéreas.

También han comentado que “este tipo de ‘malware’ es común y ha sido más una molestia que una amenaza para el funcionamiento de los equipos, y puede ser aislado”. Parece que el virus afectó a las cabinas de los aviones tipo Predator y Reaper, pero no causó ningún problema en las misiones de control remoto de estos aparatos.

Se cree que la ‘contaminación’ vino a través de los discos utilizados para la actualización de los mapas topográficos. Los drones suelen ser utilizados por los militares de EEUU y la CIA para controles militares y bombardeos en lugares como Pakistán o Yemen.

Fuente