El principal fabricante de armas de Japón, Mitsubishi Heavy Industries, ha sido víctima de un ‘ciberataque’ dirigido contra sus datos en materia de submarinos, misiles y centrales nucleares.

La compañía ha informado en un comunicado que podría haber sido robada información valiosa, en el primer ataque conocido contra la industria japonesa de defensa.

“Hemos averiguado que se ha filtrado alguna información de sistemas, como direcciones IP, y eso ya es bastante espeluznante”, dijo un portavoz de Mitsubishi Heavy.

“No podemos descartar pequeñas posibilidades de más filtraciones de información, pero hasta ahora, datos cruciales de nuestros productos o tecnologías se han mantenido a salvo”, indicó.

La compañía ha asegurado que se dio cuenta del ataque por primera vez el 11 de agosto, aunque no informó a la policía hasta finales de mes. Todos los contratistas están obligados a informar a los ministros de cualquier violación de información sensible o clasificada, pero el Ministro de Defensa, Yasuo Ichikawa, no fue informado hasta esta semana tras aparecer informes en los medios locales.

Según recoge la BBC, esa actitud ha provocado la crítica de Ichikawa, que ha calificado de “lamentable” el retraso de la compañía a la hora de informar.

> Preocupación por la seguridad

Mitsubishi Heavy es el principal contratista de defensa del país, con 215 contratos valorados en 260.000 millones de yenes (unos 3.400 millones de dólares) del Ministerio japonés de Defensa en el año hasta marzo pasado, es decir, casi una cuarta parte del gasto del Ministerio en ese periodo.

El diario Yomiuri asegura que se han encontrado unos 80 ordenadores infectados con virus. En la sede principal de Mitsubishi Heavy y otras plantas se encontraron al menos ocho tipos diferentes de estos virus informáticos, incluyendo troyanos, que roban información clave del hardware del ordenador infectado.

A pesar de que Ichikawa ha asegurado que los atacantes no han logrado acceder a información importante, lo cierto es que existe preocupación en el país nipón por la información robada, por lo que se desea saber hasta dónde llegó el ataque.

Mitsubishi Heavy asegura que el virus se limitó a sólo 45 servidores y 38 terminales de ordenador, sin embargo, parece que el ministro ha decidido tomar las riendas de la investigación. “El Ministerio seguirá de cerca el problema y llevará a cabo las investigaciones que sean necesarias”, apuntó Ichikawa.

> Otro ataque

La segunda empresa de defensa japonesa, IHI, también ha informado a la policía de un ataque sufrido en sus sistemas informáticos.

IHI suministra piezas de motores para aviones de combate para el Ministerio de Defensa así como vasijas de contención y vasijas presurizadas para reactores nucleares.

La compañía asegura que ha estado recibiendo correos electrónicos que contenían virus durante meses, pero su sistema de seguridad había impedido la infección.

Fuente