Vuelven a la carga con un nuevo cambio en sus términos, haciéndolos más legibles e insistiendo en la seguridad

Dropbox, el servicio de almacenamiento de archivos en la nube, fue objeto de polémica a mediados de abril con su funcionalidad de evitar duplicados descifrando nuestros archivos. Ahora vuelven a la carga con un nuevo cambio en sus términos, haciéndolos más legibles e insistiendo en la seguridad que garantiza el servicio para nuestros datos.

En primer lugar Dropbox nos recuerda que se encarga de gestionar las claves con las que encripta nuestros archivos para facilitar el desarrollo de las funciones de todas las aplicaciones, web y nativas. Así mismo, si queremos pasar a gestionar nosotros esas claves, se nos invita a usar servicios como TrueCrypt. También se ha añadido una sección en los términos en la que se nos explica qué pasa con nuestros datos si eliminamos nuestra cuenta en Dropbox: se eliminan lo antes posible, pero quedan ciertos casos “raros” en los que pueden tardar más.

El servicio guarda datos como nuestra localización, el dispositivo que estamos usando y su sistema operativo. ¿Las razones? “optimizar la experiencia para ese dispositivo”. Y lo más polémico sigue ahí: Dropbox sigue evitando la duplicación de archivos conservando sólo una copia (implicando el descifrado de nuestros archivos por su parte) para todos los usuarios que tengan el mismo archivo. Por último, se concreta que en las últimas versiones de las aplicaciones móviles del servicio se han actualizado con cifrado, algo que no soportan todas las plataformas por el momento.

Desde luego, el almacenamiento de ficheros en la nube no es nada fácil: hay muchísimos factores legales detrás, y de no tratarse con cuidado pueden resultar un peligro para la intimidad de nuestros datos. No en vano muchos usuarios que comentan en la noticia oficial de la web deDropbox lo hacen para anunciar su paso hacia otras alternativas alegando que con su política tienen todo el derecho a publicar nuestros archivos donde quieran.

Fuente