Se levantará en Castellón en julio de 2011, costará unos 10 millones de euros y será probablemente el edificio más seguro de España. La empresa Tissat, experta en gestión de activos tecnológicos, presenta este miércoles en Madrid el primer centro de datos nacional con la certificación Tier IV, aval de máxima seguridad.

Será la única empresa nacional y una de las principales a nivel europeo que pueda alojar datos y aplicaciones de empresas garantizando su seguridad y su confidencialidad. Sólo 13 centros en todo el mundo, cuatro de ellos en Europa, puede presumir de un grado de seguridad semejante.

El edificio ha sido diseñado para cumplir con todos los requisitos que garantizan el funcionamiento continuo del centro aunque se produzca algún incidente en los sistemas eléctricos y mecánicos y por encima de cualquier circunstancia, ya sea un accidente técnico, una adversidad meteorólgica, un ataque informático o terrorista o un desastre natural.

El edificio, conocido como Walhalla, contará con bloques de energía separados, con un sistema de protección contra vientos de hasta 120 km/h, doble valla perimetral, aislamiento total de las diferentes áreas de trabajo, triples caminos de entrada al centro, sistemas de antideflagración, protección electromagnética, accesos de personal controlados por doble sistema biométrico o protección contra incendios.

La empresa asegura que “más del 50% de las empresas subcontratará el alojamiento de sus datos y aplicaciones por cuestiones de seguridad y confidencialidad durante los próximos cinco años”.