Jalali dijo a la agencia semi-oficial de noticias Mehr que el nuevo virus, llamado “Stars”, estaba siendo investigado por expertos.

“Afortunadamente, nuestros jóvenes expertos han sido capaces de descubrir el virus y el ‘Stars’ está ahora en el laboratorio para más investigaciones”, declaró Jalali.

El funcionario no especificó el impacto y las intenciones con las que se envió “Stars”.

“Se han descubierto las características particulares del virus “Stars”, indicó Jalali. “El virus es congruente y es compatible con el sistema informático y en su fase inicial causa un daño menor y podría ser confundido con algunos archivos de organizaciones del Gobierno”, manifestó.

Jalali advirtió de que el gusano Stuxnet, descubierto en ordenadores de la central nuclear de Bushehr el pasado año, sigue teniendo un riesgo potencial. Algunos expertos lo describen como el primer “cibermisil guiado” que tenía como objetivo el programa atómico de Irán.

Las autoridades iraníes han afirmado que Stuxnet fue neutralizado antes de que creara peligro para la instalación nuclear. Culpan por el ataque a Israel y a Estados Unidos, países que sospechan que Irán busca fabricar armas nucleares.

La república islámica afirma que su programa nuclear es totalmente pacífico.

> Riesgo de Stuxnet

La existencia de Stuxnet llegó a ser de conocimiento público al mismo tiempo que Irán comenzó a cargar combustible dentro de su primer reactor nuclear, Bushehr, en agosto.

Irán dijo en septiembre que los ordenadores del personal de Bushehr se habían visto afectados pero que la planta salió ilesa.

Bushehr aún no está operativa, después de haber tenido graves fallos para arrancar sus labores en la fecha establecida. Esto ha llevado a especulaciones respecto a que Stuxnet habría dañado la planta, algo que Irán niega.

Funcionarios oficiales han afirmado que el virus podría haber supuesto un mayor riesgo si no hubiera sido descubierto y tratado antes de que creara daños graves.

Algunos analistas de defensa afirman que el principal objetivo fue, probablemente, el programa iraní de enriquecimiento de uranio. El enriquecimiento crea combustible para las plantas de energía nuclear o, si se propusiera llegar más lejos, puede suministrar material para una bomba atómica.

Jalali dijo que Stuxnet aún podría suponer un peligro.

“Debemos saber que la lucha contra el virus Stuxnet no significa que la amenaza esté totalmente atajada, ya que los virus tienen una particular duración y podrían continuar su actividad de otra forma”, aseveró.

El funcionario instó al Gobierno a tomar medidas contra los enemigos que están librando una ciberguerra contra Irán.

“Tal vez, el Ministerio de Relaciones Exteriores pasó por alto la opción del procesamiento jurídico del caso, y parece que nuestro aparato diplomático debe prestar más atención al seguimiento de las guerras cibernéticas en contra de Irán”, indicó.

Fuente