Anonymous ha destapado el proyecto Metal Gear del ejército de Estados Unidos, que pretende construir identidades falsas en Internet con el fin de difundir propaganda. Lo hará con la ayuda un ‘software’ que creará perfiles en Facebook o Twitter para influenciar en los foros y las conversaciones de la Red. De hecho, esta iniciativa podría haberse puesto ya en marcha en Irak y Afganistán.

Según los documentos publicados por Anonymous, el proyecto Metal Gear tiene el objetivo de construir un ‘software’ para manipular las redes sociales. El proceso consiste en crear identidades falsas ‘online’ en estas redes. De esta forma, el ejército de Estados Unidos podrá realizar comentarios, rebatir argumentos y, en definitiva, generar opinión con toda la legitimidad que da un perfil corriente, de un ciudadano más.

Con esta estrategia de propaganda se pueden diseñar perfiles creíbles, que dispongan de una historia detrás, una profesión -con sus conocimientos asociados- y una vida personal. Un perfil falso tendría más posibilidades de éxito que uno institucional a la hora de proteger los intereses del Ejército de Estados Unidos en las redes sociales y los foros de Internet.

> Las empresas implicadas
Para que esto tenga una efectividad real es necesario que se haga de forma masiva, y aquí entraría el ‘software’, desarrollado por la compañía de seguridad californiana NTrepid, que obtuvo un contrato con el Centcom (Central Command). Este organismo, que vigila las operaciones armadas de Estados Unidos en Oriente Medio y Asia Central, pretendía hacerse con un “servicio de gestión de imagen en línea”, según recoge The Guardian.

Un portavoz del ejército, Michael Lawhorn, confirmó que su institución compró el ‘software’ a NTrepid el pasado agosto. “Está diseñado para ser utilizado en lugares donde el enemigo quiere radicalizar a los reclutas potenciales“, explica Lawhorn. Centcom ha confirmado, por su parte, que el contrato se firmó por valor de 2,76 millones de dólares (aproximadamente 1,95 millones de euros).

Anonymous también ha destapado varios correos procedentes de la firma de seguridad HBGary, cuyo director ejecutivo afirmó recientemente poder descubrir la identidad de los miembros del colectivo. En los correos electrónicos hay detalles sobre “falsos ejércitos virtuales” y se dice que la Fuerza Aérea estadounidense está buscando una herramienta similar para gestionar la imagen ‘online’.

Según Forbes, esta técnica de propaganda con perfiles falsos ya se estaría utilizando en Irak y Afganistán.

Fuente