El día de hoy, China rechazó los informes que sugieren que estaba detrás de un ataque cibernético en enero sobre el gobierno canadiense, el cual violó al Departamento de Finanzas y al Consejo de Tesorería, dejando abajo a sus sitios web al estar sin conexión, de acuerdo a medios de comunicación.

La cadena de noticias canadienses CBC informó ayer que los ataques han sido rastreados hasta servidores en China. No estuvo claro si los intrusos en la Web eran chinos o personas que usaron servidores con base en China. Sin embargo, otro canal canadiense, CTV, informó que fueron “hackers del gobierno Chino”.

China respondió rápidamente a las denuncias, a través del portavoz del Ministerio de Asuntos Extranjeros, Ma Zhoux , llamándolos “sin fundamento”.

“El gobierno chino concede suma importancia a la seguridad en las redes informáticas y pide a los usuarios de computadoras e Internet acatar las leyes y regulaciones”, dijo el ministro a los reporteros durante una conferencia de prensa, de acuerdo a la AFP.

CBC dijo que los hackers penetraron a los sistemas de cómputo en el Departamento de Finanzas y el Consejo de Tesorería y lograron hacerse con el control de las computadoras en las oficinas de los ejecutivos del gobierno, como parte de un plan para robar las contraseñas y desbloquear sistemas de datos del gobierno.

Después de que el ataque fue detectado, CBC dijo, los oficiales de seguridad cibernética del gobierno canadiense apagaron todos los accesos a Internet a los departamentos afectados, un movimiento que dejó miles de funcionarios públicos sin acceso a Internet.

Fuente