El Pleno del Senado ha aprobado el texto de la Ley de Economía Sostenible (LES) que incluye las medidas antidescargas en la Red -conocidas como ‘Ley Sinde’– en forma de disposición adicional.

Las medidas antidescargas fueron aprobadas por 244 votos a favor y 12 en contra de senadores de ERC, PNV, ICV, Coalición Canaria, BGN, Partido Socialista de Mallorca (PSM) y el independiente Francisco Javier Tuñón.

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobará el próximo martes por la tarde el dictamen del Senado. Según consta en el orden del Pleno de la Cámara Baja para la próxima semana (PDF), la LES se debatirá a última hora de la sesión del martes.

Tras un largo recorrido de más de un año cargado de polémica y movilizaciones ciudadanas en Internet, la LES encara su recta final con las medidas que prevén reformas encaminadas a acelerar el bloqueo o cierre de sitios web que faciliten los intercambios no autorizados de contenidos protegidos por derechos de autor.

Estas medidas, que fueron eliminadas de la LES durante su tramitación en el Congreso de los Diputados, fueron ‘rescatadas’ en la Comisión de Economía del Senado mediante una enmienda pactada por el PSOE, el PP y CiU. Ahora precisamente esa enmienda, la 567, ha sido aprobada en el Pleno y se reincorpora al texto de la LES.

> ‘Escrupuloso’ respeto a los internautas

La enmienda pactada entre PSOE, PP y CiU sobre la ley Sinde ha monopolizado el debate del pleno del Senado. El Pleno debatió durante más de dos horas las enmiendas incluidas en el dictamen de la ponencia aprobado por unanimidad la semana pasada.

El portavoz del PP, José María Chiquillo, explicó que la enmienda pactada modifica sustancialmente la disposición del Gobierno y pasa de ser “un virus informático de censura” a una herramienta de control judicial con “escrupuloso” respeto a los internautas.

El senador del PP destacó que el nuevo texto arroja garantías sobre el procedimiento y exige que la autorización judicial no sólo esté vinculada a la decisión sobre el cierre de una web, sino también a la solicitud de información para que se acredite los supuestos culpables.

No obstante, recordó que este acuerdo no supone “un cheque en blanco” al Gobierno porque el texto es “manifiestamente mejorable” y que recoge el consenso de unos mínimos “innegociables” que son lamodificación del canon digital y el papel garante del juez.

> ‘Navegar juntos’ con protección jurídica

El portavoz de CiU en el Senado, Ramón Alturo, aseguró que su grupo pidió al PSOE que el pacto incluyera al PP, además de que en la Comisión de propiedad intelectual hubiera representantes de otros Ministerios además del de Cultura. “Con esta ley queremos normalizar la sociedad de la información y que se desarrolle un mercado potente”, dijo Alturo.

En este sentido, el portavoz del PSOE, Félix Lavilla, defendió que este marco legal permitirá el cambio de modelo y apostó por que “la cultura y la tecnología naveguen juntos” con protección jurídica.

Una garantía que, a su juicio, permitirá compatibilizar los derechos de la Red con la propiedad intelectual y con todos los creadores, tanto los quieran ofrecer sus obras gratis en Internet como los que no. “El modelopuede no ser perfecto, pero no podemos seguir de brazos cruzados“, añadió Lavilla.

> ‘No convence ni a los internautas ni a los creadores’

El resto de grupos también aprovecharon su turno de intervención para considerar la ‘Ley Sinde’, si bien de manera muy dispar a los anteriores.

El portavoz del Grupo Mixto, Pere Sampol, consideró que la normano solucionará el problema de la ‘piratería’ en Internet y aseguró que el texto “no convence ni a los internautas ni a los creadores”, tras lo cualha propuesto la derogación de la enmienda.

También en contra de aprobar la enmienda se manifestó Narvay Quintero del Grupo Mixto y perteneciente a CC, mientras que Xosé Manuel Pérez Bouza, del BNG y portavoz de Grupo Senadores Nacionalistas, emitió su voto particular sobre las dos enmiendas.

El portavoz de Entesa Catalana de Progrés, Jordi Gillot, manifestó su voto en contra a todo el texto de la Ley de Economía Sostenible, y expresó que dicho rechazo tiene un “especial énfasis” sobre la ‘Ley Sinde’.

> Movilización en red

En los últimos días, varios colectivos se volvieron a movilizar, como ya sucediera el pasado mes de noviembre a raíz de la tramitación de la ley en la Cámara Baja, y pidieron a los usuarios que envíen correos electrónicos a los senadores, en un intento vano de evitar el visto bueno de la Cámara Alta a la LES.

El efecto de este llamamiento tuvo consecuencias. Según publica el diario ‘online’ La Información, buena parte de los senadores vieron suscuentas saturadas por la avalancha de ‘e-mails’ y “a última hora de este martes al Senado habían llegado más de 450.000 correos electrónicos” tan solo a través de la iniciativa de hacktivistas.net, es decir, sin contar con los llamamientos de plataformas como Red SOStenible oLibertad 2.0 (que proponen una manera de enviar automáticamente a las cuentas de los partidos en Twitter lo siguiente: ‘Si votas #leysinde no te voto’), o bien de activistas independientes.

Mientras tanto, el diario 20 Minutos publicó una serie de cables diplomáticos inéditos filtrados por WikiLeaks al diario sueco Aftenposten, en los que se pone de manifiesto la implicación personal del presidente de EEUU, Barak Obama, en la lucha contra la llamada ‘piratería’ en Internet en España.

Así, según se desprende de dichos documentos, Obama y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez-Zapatero, trataron el tema en la reunión que mantuvieron en Washington el pasado 13 de octubre.

Fuente