Según un estudio sobre tendencias en el ámbito de la seguridad informática, los “ciberconflictos” como los iniciados por el gusano Stuxnet y los ataques del grupo Anonymous va a continuar en el 2011.

La “ciberguerra” no ha hecho nada más que empezar, si hacemos caso a los últimos anuncios de grupos como Anonymous y a las previsiones de los expertos en seguridad, que ven un 2011 cargadito de enfrentamientos con la red como campo de batalla.

El gusano Stuxnet, que supuestamente fue desarrollado con ayuda de un estado para paralizar el programa nuclear de Irán, abrió la veda de la “ciberguerra” y supuso el primer aviso serio para que los países se dieran cuenta del alcance de este tipo de ataques.

También se puede clasificar de “ciberguerra” el ataque que al parecer China dirigió contra Google con el beneplácito de las autoridades chinas, tal y como han revelado las filtraciones de WikiLeaks.

“Ataques como éste están teniendo lugar ahora mismo, y durante 2011 se incrementarán, aunque muchos pasarán desapercibidos para el gran público“, según explican desde PandaLabs.

Otro fenómeno que ha llegado con fuerza en este año es “ciberactivismo” o “ciberprotesta”. Se trata de ataques de Denegación de Servicio Distribuido (DDoS) o campañas de spam dirigidas contra páginas web de grandes organismos, compañías o instituciones como las que el grupo Anonymous ha realizado en contra de la SGAE o las que han dirigido contra Visa, PayPal o MasterCard en defensa de Julian Assange.

Los expertos en seguridad avisan de que este tipo de campañas no ha hecho más que empezar y que “en 2011 veremos proliferar este tipo de cibermanifestaciones, tanto de este grupo como de otros que irán surgiendo”.

Fuente