Hoy, día 11 de enero de 2011, hemos asistido a una nueva entrega del “culebrón Assange”. Concretamente a las 11:00 hora española el fundador de WikiLeaks se sentó nuevamente ante la justicia británica, quien le tiene retenido en el país bajo libertad condicional acusado de un muy dudoso delito cometido en Suencia.

Como se esperaba la vista ha sido un puro trámite —duró unos 10 minutos—, algo así como una sesión de control con la que comprobar que los trámites necesarios para celebrar los días 7 y 8 de febrero la audiencia en la que se decidirá sobre la extraditación a Suecia de Julian Assange se están cumpliendo en tiempo y forma.

Dicho lo previo otra de las cosas que se esperaban es que las condiciones de libertad bajo fianza en las que vive Assange se relajaran, en lo que no hubo mucha suerte. Casi al final los abogados le pidieron al juez que le permitiera a Assange pernoctar en el lugar donde está cumpliendo su libertad bajo fianza (el club de periodistas Frontline Club de su AmigoVaughan Smith) ya que actualmente nuestro protagonista duerme en la cárcel todos los días. Desgraciadamente su señoría accedió a la petición parcialmente: permitirán dormir a Julian Assange fuera de la cárcel solamente los días de la audiencia.

Y así están las cosas, sin muchos cambios. Ahora sólo nos queda esperar a que se celebre la audiencia verdaderamente importante, la de extraditación (tendrá lugar el 7 y 8 de febrero como decía arriba), a la que todo el mundo “pro-Assange” teme por que si finalmente el Reino Unido decide mandar para Suecia a Julian puede que termine siendo extraditado a su vez desde Suecia a Estados Unidos. Seguiremos informando.

Fuente