TEHERÁN (AFP) – El jefe interino de la diplomacia iraní y de su programa nuclear, Ali Akbar Salehi, aseguró el sábado que su país podía fabricar sus propias barras de combustible, una tecnología de la que Occidente pensaba que Teherán carecía.

Salehi, quien encabeza la Organización Iraní de Energía Atómica (OIEA) aseguró que estas barras de combustible, necesarias para el funcionamiento de reactores nucleares, son producidas en la planta de Ispahan, en el centro del país, según la agencia de prensa Fars.

“Hemos construido en la planta de Ispahan una unidad para producir las barras de combustible”, dijo Salehi en una entrevista exclusiva con la agencia Fars.

“Tras completarse la construcción de esta unidad en Ispahan, Irán se convierte en uno de los pocos países que puede fabricar placas y barras de combustible”, agregó el ex vicepresidente iraní.

Salehi dijo que la política que Occidente para su país había permitido este “avance” en el sector nuclear, incluyendo la fabricación de barras de combustible.

“Las acciones de Occidente son la causa de que nosotros hayamos llegado a este nivel”, dijo.

“Lo que decimos es verdad, y basado en la realidad. No hay ni exageración ni engaño en lo que hacemos. Son ellos quienes no quieren creer que Irán busca la tecnología nuclear solamente con fines pacíficos”, añadió el responsable iraní.

Las declaraciones de Salehi llegan cuando se acerca la cita para las nuevas negociaciones sobre el tema nuclear entre Irán y el grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania), prevista para finales de enero en Estambul.

Fuente