A Julian Assange parecía que al final lo dejarían tranquilo, y que la historia no daba para más, pero la cosa no es así tan buena para Julian, y claro, Inglaterra no se iba a quedar tranquila viendo como él disfrutaba de su libertad condicional.

Entonces la justicia de este país ha decidido ir por él otra vez, esto ya tiene fecha planificada, será el 11 de enero en donde Inglaterra se jugará tal vez su última carta que han podido encontrar, el delito? Lo acusarán de terrorismo, sí, así es, la verdad no mucho entiendo pero algo tendrán planificado para ese día en Belmarsh, de ser encontrado culpable, de yo no sé qué cosas, de una vez será apresado en este lugar ya que ahí mismo esta la prisión en donde están los hombres buenos que son culpables de infringir este delito.

Si Julian Assange se convierte en nuevo huésped del Guantánamo inglés, como denomina Amnistía Internacional a Belmarsh, se unirá a un impresionante historial de destacados huéspedes, como lo son Abu Hamza al-Masr, Manfo Kwaku Asiedu, Richard Tomlinson y Lotfi Raissi, todos estos por ser peligrosos terroristas.

Y todo indica que quien está detrás de todo esto que anda haciendo Inglaterra con Julian es Estados Unidos, porque de salirse con las suyas la justicia del Reino Unido seguramente a Julian Assange lo extraditarían para el país del norte. Julian no es aquel tipo que les caiga bien a los políticos estadounidenses que de una u otra forma, seguramente tienen cola que les pisen; además EE.UU ha estado trabajando últimamente en una acusación bajo el cargo de espionaje, a lo cual se le suma seguramente el delito de conspiración.

Fuente