Tras las censuras a Google y la prohibición de redes sociales como Facebook o Twitter, el gobierno chino ha aprobado una nueva ley que hará ilegal servicios de llamadas a través de Internet que no pasen por las operadoras chinas.

El movimiento “hará que servicios como Skype no estén disponibles en el país”, ha informado el People’s Daily, medio de comunicación del Partido Comunista. Es el último gran puñetazo de hierro encima de la mesa china, tras el cierre de los servidores de Google en el país hace unos meses, lo que desató un conflicto internacional. De esta forma, aquellos servicios que pasen por otras manos que no sean las de las operadoras China Unicom y China Telecom han sido declarados proscritos en el país. Muchos usuarios ya están denunciando que no pueden descargar el programa, aunque otros aseguran poder seguir usándolo en Pekín.

En un comunicado recogido por The Telegraph, Skype ha dicho: “los usuarios en china aún pueden acceder a Skype a través de Tom Online, su ‘partner’ chino. La compañía no ha querido hacer declaraciones sobre lo que parece una certeza: que pronto será bloqueado en China como les ha ocurrido a otros gigantes online.

> Una posible solución

Sin embargo, el uso de Tom Online es una pobre solución para los usuarios chinos. Este servicio ha sido criticado habitualmente por supuestamente monitorizar los mensajes de los usuarios, especialmente cuando hacen mención a temas “sensibles” en el país. En todo caso, la nueva regulación no es al 100% restrictiva para Skype y otros servicios similares. Según el medio británico, aunque el uso del programa entre ordenadores y líneas terrestres no se permitirá, sí que se podrán hacer por el momento comunicaciones entre ordenadores.

Una nueva mala noticia para Skype para finalizar el año, que recientemente sufrió un problema que dejó sin servicio a usuarios de todo el mundo y fue demandada por violación de patentes.

Fuente