Microsoft declaró que los piratas informáticos lograron atravesar la barrera antivirus que acaban de elaborar: todas las versiones de Internet Explorer resultaron vulnerables frente a un nuevo virus. Los especialistas del Departamento de Seguridad Cibernética de la compañía comunican que una vez penetrado el virus en el código interior de una computadora, los daños pueden ser más que severos.

Usando la vulnerabilidad crítica del sistema, los hackers, en teoría, pueden obtener un acceso no sancionado a un ordenador remoto y usarlo para emprender ataques cibernéticos. Una de las formas más populares de aprovecharse de una botnet, es decir, una gran red formada por computadoras afectadas, es enviar spam u organizar ataques DoS.

La estrategia para infectar a los ordenadores es tradicional: se crea en Internet una página web especializada y la tarea principal es hacer que el usuario entre. En el momento de conectarse el navegador web con el sitio portador del virus, los piratas toman el control del ordenador imprudente.

Los expertos comentan que la brecha se debe al código HTML del Internet Explorer. Por el momento, Microsoft está estudiando el nuevo virus y trabaja en elaborar el parche necesario.

Fuente